Recetas del mercado

Mermelada de ciruelas rojas

Postre

Pasos para que te salga perfecta. Sana y con un sabor delicioso, no tiene nada que ver con las industriales.

Ingredientes

1 kg. de ciruelas rojas

500 gr. de azúcar

1 palo de canela

2 clavos de olor

El zumo de un limón

Elaboración

Además de endulzarnos el desayuno sobre unas crujientes tostadas, la mermelada puede darnos sorprendentes alegrías culinarias en cualquier otro momento del día. Marida a la perfección con una tabla de quesos, en forma de postre, en batido, como acompañamiento a la carne... Te contamos los pasos para hacer una exquisita mermelada casera y cómo combinarla en dos recetas súper originales. Compra fruta de temporada madura (o aprovecha si alguna se te ha quedado pocha), ponte el delantal y disfruta en los fogones. Con una hora de trabajo conseguirás varios botes para completar tu despensa.

¡A tener en cuenta!

Fruta madura:

Para hacer mermelada en casa, necesitamos fruta en su punto óptimo de maduración o a punto de alcanzarlo. Si está demasiado madura, nuestra mermelada saldrá excesivamente ligera.

Cocción:

El tiempo variará dependiendo de la fruta. Un truco muy utilizado para saber si la mermelada está lista es colocar un par de platillos en el congelador. Cuando veamos que la mermelada tiene una buena consistencia, colocaremos media cucharadita de mermelada en el plato bien frío y esperaremos unos segundos. La mermelada espesará considerablemente al enfriarse.

Azúcar y otras opciones:

La mermelada suele contener entre 550 gr y 700 gr de azúcar por kilo de fruta. El azúcar es necesario si queremos que nuestra mermelada tenga la consistencia adecuada y se conserve durante una larga temporada fuera del frigorífico una vez envasada al vacío. Si queremos preparar mermelada sin azúcar, podemos añadir semillas de chía a la fruta cocinada o utilizar agar-agar. En estos casos, conservaremos la mermelada en el frigorífico y tendremos que consumirla en unos días.

Conserva:

Para conservar la mermelada, es recomendable cocer los tarros de mermelada al baño maría. Para ello, necesitamos tarros con tapas nuevas que habremos limpiado y secado previamente. Colocamos un trapo en el fondo de una cazuela y encima posicionamos los tarros. Los cubrimos de agua fría hasta justo por debajo de la tapa. Llevamos la cazuela a ebullición y los dejamos hervir durante 10 minutos dejando los tarros enfriarse dentro de la cazuela. Una vez preparada la mermelada, la almacenaremos en un lugar fresco y alejado de la luz. Como todas las conservas, una vez abierto el tarro, lo conservaremos en el frigorífico.

  • Limpia bien las ciruelas, pártelas y quítales el rabito y el hueso.
  • Corta las ciruelas en trozos.
  • Echa los trozos de fruta en una cazuela con fondo. Añade el azúcar, riega las ciruelas con el zumo de limón y añade la rama de canela y los clavos de olor.
  • Pon la olla a calentar a fuego medio y tápala para que las ciruelas suelten agua y se cocinen. Remueve de vez en cuando.
  • Cuando han soltado el agua, retira la tapa y remueve para que no se peguen.
  • Cuando la mezcla comience a hervir, remueve todo el rato porque es muy fácil que la mermelada se pegue al fondo. Verás que la mermelada va espesando y que la fruta se va deshaciendo poco a poco.
  • Tardarás aproximadamente una hora en hacer la mermelada de ciruelas rojas. En ese momento verás que la fruta se ha deshecho y la mezcla ha espesado.
  • Como hemos cocinado las ciruelas con piel, pásalas por el pasapurés para no encontrar pieles en la mermelada.

Compartir

Pudin de chía con granola y mermelada de melocotón y/o ciruelaVer más
BouillabaiseVer más